Nicholas John Warren, mayormente conocido como Nick Warren, nació en Bristol, Inglaterra el 24 de octubre de 1968. Es DJ y productor desde hace ya tres décadas, por lo tanto si hablamos de visión y de experiencia, hablamos de él, del Señor Nick Warren. Los años pasan, pero él continúa manteniendo una franca relación con su público, sabe sorprenderlo constantemente y transportarlo a lugares inexplorados en cada una de sus presentaciones.

Su carrera como DJ comenzó en 1988, era la época del Acid House en la que muchos artistas comenzaron a dejar su marca con sus primeros tracks. Era una cultura emergente y los DJs no eran íconos como lo son hoy. Él mismo se considera un afortunado por haber sido testigo de lo que fue una revolución musical, donde lo único que importaba era crear y tocar música que nunca nadie haya escuchado antes. Nick comenzó a diferenciarse por su sonido ecléctico, y por generar una atmósfera particular en la pista. Para él, el secreto está en mover las caderas, en la reverberación, en el espacio que existe entre un sonido y otro, y el silencio ubicado en el lugar correcto (hermoso, ¿no?).

En 1994, Massive Attack convocó a Nick Warren para tocar con ellos durante su gira. Él era el encargado de preparar la pista, del warm-up, y comienza a hacerse conocido por sonido más downtempo. Tan sólo un año más tarde, ya se estaba presentando en Ibiza en Café del Mar. En esta primera visita a la isla, conoció al DJ Sasha, con quien compartió cabina en la terraza de Space.

A mediados de los ’90, Warren conoció al productor Jody Wisternoff, con quien formó el famoso dueto Way Out West. Inicialmente, se llamaron Sub-Versión 3 y luego Echo. Con estos alias publicaron sus primeras producciones. Recién en 1997, con el lanzamiento de su álbum debut, «Way Out West» decidieron llamarse de esta manera. Ambos se complementan musicalmente a la perfección, fusionando elementos del dub, del progressive house, y del breakbeat con letras clásicas e innovadoras.

A finales de los ’90, la figura del DJ comienza a tener más presencia, y los boliches más importantes buscaban a los DJs más importantes. Es por este motivo que Cream, uno de los boliches más importantes de Liverpool, convoca a Warren para que sea su DJ residente. De ser reconocido localmente, pasa a ser conocido nacionalmente, y llegó el momento de serlo también internacionalmente.

En 1997, se asocia con Global Undergound, convirtiéndose en el artista con más discos vendidos para dicho sello. Comienza a ser cada vez más fuerte el concepto del DJ que viaja por el mundo llevando su música. En el 2000 asume el mando de A&R de Hope Recordings, él es quien se encarga de buscar nuevos talentos alrededor del mundo.

Aquí no termina todo, Warren además tiene su programa de radio «Soundgarden» transmitido por Frisky Radio y que se emite cada dos meses.
Nick Warren se mantiene vigente en todas sus funciones: DJ, miembro de Way Out West y director de A&R de Hope Recordings. En todas ellas podemos observar su pasión por la música, ya sea innovando, descubriendo nuevos sonidos o llevando a su público en un viaje sonoro.